¿Certificarse o no certificarse?

Un colega me preguntó. Vale la pena certificarse?  Yo le respondí así:

Creo que es bueno tener certificaciones:

1. Aprendes cosas nuevas seguro.
2. Eres más profesional que antes.
3. Algunas empresas lo requieren.
4. Genera más confianza al cliente.

Desde luego una certificación por si sola no garantiza conocimiento ni nada. De hecho, antes de certificarse en algo lo ideal es tener algo de experiencia para aprovechar al máximo la nueva información, "No es lo mismo conocer el camino que recorrer el camino". Segundo hay que estudiar a conciencia si realmente quieres aprender. Solo si has aprendido se puede amortizar una certificación.

Para amortizar una certificación primero hay que ponerla en el curriculum. Pero ponerla en el cv por si sola no sirve de nada. Hay que saberla vender al empleador, demostrando que sabes del tema y si es posible poniendo ejemplos reales de cosas que hayas hecho antes. Aquí vale decir de manera relajada, en el momento oportuno, sin presumir demasiado, que estas certificado.

Finalmente, el objetivo de una certificación no debería ser solo un badge para poner en tu cv y servirte para ostentar o encontrar empleo. Una certificación debería conllevar una responsabilidad. El objetivo final es aportar al cliente soluciones bien profesionales y "certificadas". 



Certificarse es invertir en ti, igual que el inmobiliario. Siempre vas a ganar.

Comments

Popular posts from this blog

How to build a replicated ehcache through firewall and not to die trying

Android 3D Model Viewer Open Source

Google Drive FTP Adapter